martes, 5 de marzo de 2019

SIETE AÑOS


Me gusta el número siete. En la parte del mundo en la que vivo, la semana tiene siete días y si entramos en un contexto religioso, en el cristianismo hay siete pecados capitales y siete sacramentos. En un contexto más amplio, sabemos que el arcoiris tiene siete colores, que hay siete mares, siete maravillas del mundo y enanitos en la historia de Blancanieves. Pero además, el siete es el número de metales conocidos en la antigüedad y el de las disciplinas que integran las Bellas Artes. Y hace exactamente siete años, hice mi primera publicación en este blog.
Hace poco estuve revisando un poco todo lo que he estado haciendo en este diario que tengo y que comparto con aquell@s que lo visitáis, y veo que hay un poco de todo. Como de todo se aprende, de lo que sea hace bien, pero sobre todo de lo que se hace mal, voy a volver a repasar con vosotros la información que he compartido aquí, manteniendo aquello que me guste, eliminando aquello que no me guste tanto y añadiendo cosas que me resulten interesantes.
Este fue mi primer post, aunque hoy os lo presento con otro nombre para celebrar el séptimo año en el espacio de La Avispa.
En esta entrada os presentaba algunas de mis piezas. Y aprovecho esta reedición de mi primer post para volver a presentaros algunas de mis piezas de antes, junto con algunas de ahora. La forma de realizar mis piezas ha ido variando y evolucionando, así como mi forma de presentarlas. 

Elaboré este collar en 2012.




Y este hace unos meses.




Como veis, mi estilo ha ido cambiando. Utilizo nuevos materiales, pongo en práctica nuevas técnicas y voy introduciendo elementos que contribuyen a que estas piezas se asocien conmigo. Aunque he ido perfeccionando mi práctica y aprendiendo, todavía me queda mucho trabajo por hacer. Este espacio es un cuaderno de bitácora que me ha ido acompañando en esta aventura, aquí guardo y comparto mis investigaciones, mis experiencias y esos pequeños logros que son mis piezas. 

Espero seguir haciéndolo por lo menos siete años más.

Besos, abrazos y siete años de picotazos.













sábado, 2 de febrero de 2019

PULSERA MAMBA G

Nueva pulsera "Mamba G", la pieza principal ha sido cortada a mano y lleva una elegante textura y un baño de oro, acompañada de piedra natural y rematada con una cierre de plata realizado a mano.



domingo, 27 de enero de 2019

SERIE DE ALFILERES SHEELER



La serie de alfileres Sheeler está basada en la obra del artista Charles Sheeler, “ Viento, mar y vela” de 1948. La limpieza de sus líneas, y la elegancia de las tonalidades utilizadas es lo que se quiere mostrar en la piezas realizadas. La serie se compone de cuatro alfileres de entre diez y doce centímetros de largo realizados con chapa de plata cortada, volteada y acabada a mano. La combinación de lineas rectas y curvas aportan dinamismo y elegancia a las piezas y el juego de superficies potencia el brillo de la plata, favoreciendo la conexión entre las formas precisas y los tonalidades armónicas de la obra de Sheeler y los objetos elaborados con chapa de plata. Cada alfiler está integrado por la pieza elaborada con chapa, el hilo soldado a la misma y la tapa, son poco elementos que favorecen su ligereza y adaptabilidad.




Alfileres "Sheeler"

























martes, 1 de enero de 2019

FELIZ 2019

Desde este espacio quiero desearos una feliz entrada en el nuevo año. Que nuestro camino lo guíe una mente y una mirada claras, que no nos influyan las mentiras de aquellos que dicen ser los que saben qué es lo mejor para nosotros, que tengamos siempre la capacidad para elegir que creer y que desechar, que sepamos ser justos con nosotros mismos y con los demás en un mundo marcado por la injusticia y condenado a servir a los intereses de unos pocos y que tengamos la humildad de admitir que nunca está todo aprendido para poder alcanzar mayor fuerza y sabiduría. La Avispa os manda besos, abrazos e infinitos picotazos.



domingo, 9 de diciembre de 2018

PULSERA DRAVA S


La pulsera Drava S se compone de una parte realizada con una cadena de latón adornada con diferentes piedras naturales, y un cierre elaborado a mano con chapa de plata plegada e hilo del mismo material. Se combina en una misma pieza, el metal dorado y el plateado, siendo las piedras las que aportan el color.